martes, 18 de enero de 2011

Humus

Otro clásico vegetariano que tiene mucho éxito, y que también se hace muy fácil y rápidamente: colocamos un par de frascos de garbanzos precocinados, y los trituramos junto con cucharadas de tahini a gusto, (ajo si queremos) y agua hasta que quede con la consistencia deseada. Le agregamos sal, y pimentón y aceite de oliva para decorar. Podemos dejar algunos garbanzos sin triturar para la decoración final. Por supuesto, si no queremos usar garbanzos precocinados, los remojamos un par de horas y después los hervimos. Un gran comodín.