sábado, 27 de noviembre de 2010

Ensalada de remolacha y pera

Sí señor. Una de esas mezclas que te hacen quedar bien. Como una persona sofisticada, vamos.










En un colchón de hojas verdes (por favor, algo de rúcula, hojas de roble y berro o canónigos) depositar los trozos de pera en el centro, y en las esquinas los dados de remolacha (evidentemente, ya cocida).



Un buen aderezo es el que sigue:
Batir un vasito de yogur natural con un poco de mostaza y hierbas aromáticas. Encima de las remolachas quedan muy bonitas, por el contraste de colores.
Sobre las peras, una pizca de pimentón.

¡Probarla!